FIEC pide un enfoque profundo y holístico para que la ola de rehabilitación tenga éxito

La FIEC (Federación de la Industria Europea de la Construcción) publica hoy su posición sobre la Ola de Rehabilitación, con un documento detallado que responde a los numerosos aspectos tratados en el comunicado publicada el pasado mes de octubre.

«Todos los elementos están ahí», dice José-Michaël Chenu, Presidente de la Comisión Técnica de la FIEC, al hablar de la Ola de Rehabilitación cuyo comunicado se publicó en octubre del año pasado. «Sólo tenemos que asegurarnos de que en el impulso de la renovación de 35.000 edificios, vayamos más allá de las mejoras en eficiencia energética, dejando a los expertos decidir con el cliente qué materiales y procesos se seleccionan para que su edificio sea eficiente, estructuralmente seguro, accesible e inteligente».

La neutralidad de los materiales y la tecnología es una de las peticiones de la FIEC a los responsables políticos, en su postura sobre la ola de renovación publicada hoy. En un documento detallado, que responde a los numerosos aspectos tratados en el comunicado de la Comisión, la FIEC acoge con satisfacción el nuevo énfasis en la rehabilitación completa o «profunda», en particular la propuesta de una normativa profunda en materia de rehabilitación. No obstante, la federación reconoce el coste potencialmente prohibitivo de dicha renovación y admite que la suma de proyectos de renovación, por un lado, y la adopción de tecnologías industriales y digitales estandarizadas, por otro, deberían contribuir a que la inversión sea más asequible para el cliente, más rápida y menos disruptiva al mismo tiempo. Asimismo, pone de manifiesto la actual escasez de trabajadores cualificados, agravada por la pandemia, que debe abordarse con más formación y educación. En cuanto a quién debe liderar la Ola de Rehabilitación, Chenu señala que «el sector público debe dar el ejemplo, seleccionando inmediatamente sus propios edificios para una renovación profunda, permitiendo soluciones innovadoras, incluyendo las tecnologías digitales, que permitan la participación de las PYME».

Una propuesta que obtiene una escasa reacción por parte de la FIEC es la posible revisión de la Directiva de Eficiencia Energética en los Edificios (2018/844). Esta se ha actualizado recientemente y la federación considera que, dado que aún no hay pruebas suficientes de su impacto en los índices de renovación, es un sinsentido plantear ya objetivos más ambiciosos. La FIEC también insiste en que se consulte a las partes interesadas del sector sobre la introducción de las Normas Obligatorias de Rendimiento Energético Mínimo  y la revisión de los objetivos de recuperación de materiales. Dicho esto, la FIEC apoya el énfasis en los métodos sostenibles, que sustentan el Green Deal de la UE, la política estrella de la UE para la actual legislatura. «Esta Ola de Rehabilitación no sólo debe abordar el problema actual de los edificios envejecidos, ineficientes y potencialmente inseguros; también debe apoyar la doble transición verde y digital en la construcción, asegurando los puestos de trabajo para los trabajadores existentes, dándoles nuevas habilidades y apoyando la recuperación de la industria después de la crisis de Covid», concluye Chenu.

 

Menú